INSCRIPCIÓN

Queremos saber de tu experiencia

Yoga_sesion

RELLENE EL SIGUIENTE FORMULARIO PARA PREINSCRIPCIÓN A LA FORMACIÓN DE INSTRUCCIÓN EN YOGA:

C
ontemplamos dos orientaciones dentro de la formación, la primera, imprescindible, es la de querer profundizar en el Yoga y vivir en carne propia la experiencia de salud, centramiento y conexión que nos trae el Yoga. La segunda, complementaria, es la de hacer de esa pasión una profesión y transmitirla a otros de forma rigurosa, progresiva y adecuada. De esta forma posibilitamos un espacio de vivencia y transmitimos unas herramientas pedagógicas para cumplir estos dos objetivos.

Es necesario:

· Ser mayor de edad.
· Tener Bachiller, Formación Profesional nivel II, o similar.
· Tener experiencia de, al menos, un año de práctica de Yoga.
· Entrevista personal con el formador principal para clarificar dudas y hablar de vuestra experiencia en Yoga.

Para la inscripción escribir a:

julianperagon@gmail.com
o hablar directamente con Julián Peragón  650 221 551

Si quieres saber dónde estamos:
· Para llegar a Sala Locorporal (Barcelona)
· Para llegar a Fundació La Plana (Artés. Barcelona)

Algunas notas sobre la práctica y el material:

· De entrada todo el mundo puede practicar Yoga porque la práctica del Yoga debería individualizarse para ser efectiva y para evitar daños innecesarios. Tenemos que decir que hay un Yoga para cada persona. A la hora de practicar es muy importante respetar la ley sagrada de no dañar. No es necesario hacer un sobre esfuerzo a la hora de realizar tal o cual postura. La idea más adecuada es la de escuchar cuál es el punto de partida e ir ganando poco a poco, con el tiempo, sin forzar. No se trata de competir ni con el compañero/a, el profesor/a ni siquiera con uno mismo.

· Todos somos conscientes de la importancia de nuestro equipo de yoga para realizar en las mejores condiciones nuestra práctica. Por un lado la esterilla es nuestra base y ha de ser antideslizante y con un pequeño grosor para proteger nuestra columna. Por otro, el cojín debería tener la altura de acorde a nuestra flexibilidad de cadera. Últimamente veo que el banquito de meditación resulta cada vez más imprescindible para meditar, hacer prânâyâma o estar simplemente sentado, una manera de no cargar demasiado las rodillas en postura de piernas cruzadas.